25.3°C / 77.5°F
$17.16 - $18.21

Casona o motel

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha | 11 de abril, 2017 - 05:30 | Opinión |

El valor espera; el miedo va a buscar. José Benjamín Gutiérrez, escritor español.

Sábado, día de tirar hueva aunque ustedes no lo crean; en lo deportivo, viendo la "tivi" Yanquis pierde con Baltimore 5-4 y Las Chivas, le gana, con penalti, a Los Rayados del Monterrey, pasando así a la final del futbol mexicano, El Rebaño Sagrado ¡joder!, aunque en este deporte, es mas la farsa que la realidad de la liga, pues cada tres meses hay un campeón, lo cual no le da seriedad a la famosa MX, aunque ya están pensando los directivos de ese deporte, volver a tiempos pretéritos, en beneficio del juego de la patada y de la afición.

Pronto estaremos en la ciudad de México y vía internet, nos comunicamos a un edificio llamado San Lázaro, para preguntar el costo por noche de hospedaje, porque el precio de los hoteles, se ha disparado considerablemente, pues al parecer, no hay ninguna autoridad que controle los aumentos de precios en esta clase de pernoctaderos sin importar la cantidad de estrellas que tengan, los cuales, además, se tasan en euros, para incomodidad y coraje de los viajeros, pero como en este país todo se puede, pues a pagar se ha dicho si es que nos gusta vacacionar o viajar, que para el caso es lo mismo chico.

Después de ver el internet, nos llevamos la sorpresa de que alguien, muy disgustado, nos envió otro mail para decirnos que en ese edificio no se permitía dormir a nadie que no fuera diputado, porque no era hotel, que allí era el H. Congreso de la Unión y que nos estuviéramos $$%%&&==¿¿, palabras mas, palabras menos, lo cual nos dejó atónitos y un tanto cuanto risueños, por el berrinche que le hicimos pasar a alguien, pues dados los últimos acontecimientos, no sabemos si ese edificio es simplemente una casona o simplemente un motel, pues ya van dos personas que sin tener fuero como diputados, han llegado a dormir allí en forma gratuita, siendo el primero un tipejo que lo metieron encajuelado los del PRD y ahora un ínclito priìsta que llegó por su propio pie.

Y si cualquier hijo de vecino, como consta en actas, puede dormir en la cámara de diputados, por qué no puede dormir un ciudadano mexicano que no es perseguido por la justicia si, según se dice, la casona de San Lázaro, es la casa de todos  y las puertas están abiertas de par en par, y por eso no entendemos del por qué se nos negó echar una coyotita en ese legislativo lugar, tal como lo hizo el compa Enrique Tarín García, quien por sus pistolas y apoyado por la bancada del PRI, se quedó a dormir gratis una noche, mientras sus compas de partido, le tramitaban un amparo, porque al parecer, tiene una orden de aprehensión y no puede protestar para diputado federal, por haber fallecido el titular, en un lamentable accidente automovilístico por estas chihuahuenses y polvorientas tierras.

Hasta donde ha llegado el viejo-nuevo PRI, qué pasará con Tarín, seguirá de saltarín o se aplacará hasta en tanto las autoridades digan si es una alma de Dios o está mas empecatado que el pelao que acaba de dejar el poder estatal y que al parecer, hizo muy mal uso de los dineros del pueblo, por lo que muchos de sus funcionarios, han sido detenidos para que expliquen donde está el dinero  y... otra vez, al parecer,  er Quique, sabe algo de eso, en fin, esperemos que la casona de San Lázaro recupere su dignidad y no vuelva a prestarse como motel de paso, para proteger o tratar de que protesten, ciudadanos en vías de investigaciones judiciales, como diputados y ya con el fuero, salir del atolladero donde se meten como funcionarios públicos. Vale.