31.9°C / 89.4°F
$16.70 - $17.73

Certificados piratas

Por: Alejandro Velasco | 07 de abril, 2017 - 03:15 | Opinión |

Muchas veces hemos escuchado de la venta de títulos y certificados de estudio que se venden a través de internet o en algunos  lugares de la Ciudad de México, a precios que van desde los mil pesos en adelante y prácticamente de cualquier escuela sea nacional o internacional, quienes los adquieren desean brincarse el camino que lleva el obtener uno de estos documentos, el cual consiste en varios semestres de estudio y dedicación que al final dan como resultado la obtención de tal distinción, posiblemente por eso es que quien ostenta un título universitario en ocasiones lo presume como si fuera de la nobleza.

Y aunque en muchas ocasiones pensamos que comprar un certificado de estudio no es un delito, la realidad es que si lo es y quien se involucre en ello ya sea el que lo falsifica, lo vende e incluso quien lo compra puede ser procesado y pagar con años de cárcel o alguna multa económica de consideración

Y es que ostentarse como médico, por ejemplo, ha provocado la pérdida de vidas humanas o en otras ocasiones dejar a un individuo postrado en una silla sin poderse mover por si solo o con lesiones que deterioran, de forma considerable su calidad de vida, con el sufrimiento que ello conlleva.

Pero no solo quien se dice médico y no lo es perjudica a los demás, también un arquitecto que no lo sea y tenga que levantar una casa o edificio, imagínese lo que podría pasar si no le da la solides necesaria como para que resista de pie por muchos años; también están los nutriólogos que sin los conocimientos necesarios diseñe una dieta a la que le agreguen algún medicamente supresor de hambre y algún suplemento, puede dar como resultado que en lugar de hacer que una persona baje de peso la perjudique a tal grado que desarrolle alguna enfermedad

Que decir de los maestros, quienes tienen en sus manos la educación de las siguientes generaciones, por lo mismo si no poseen los conocimientos necesarios, ya nos podemos imaginar lo que sucede con los pequeños que están a su cargo

Y así nos podríamos seguir en cuanto a los perjuicios que provocan personas que sin escrúpulos compran un certificado y se ponen a ejercer como si efectivamente tuvieran los conocimientos sin pensar en el mal que dejan en la gente.

Y la venta de estos documentos ocurre a la vista de todos, pues según información del periódico El Universal, en la ciudad de México, concretamente en la Plaza de Santo Domingo que se ubica a unas cuadras del Zócalo capitalino, se puede comprar prácticamente cualquier documento por unos cuantos miles de pesos, incluso se menciona en el reportaje que un título de ciertas universidades que se prestan a este delito pueden llegar a costar 150 mil pesos.

Pero no hay que ir tan lejos, en el sitio denominado Mercado Libre también se ofertan este tipo de documentos falsos y solo basta con teclear la frase “certificados falsos” para que incluso un buscador lo lleve hasta el mencionado sitio, donde se puede leer que ofrecen los documentos  mientras que el precio es a convenir.

Pero como le decía esto de comprar un certificado mucha gente cree que no está penado, pero la realidad es otra ya que recientemente la subsecretaría de Educación y Deporte de Gobierno del Estado, a través del departamento de comunicación social dio a conocer que, en los primeros días de abril, se detectaron siete certificados escolares falsos.

Por lo que los ciudadanos que pretendieron realizar un trámite ante la subsecretaría de Educación y Deporte, con los referidos documentos piratas, fueron consignados a la autoridad competente para su investigación y probable sanción, así que no es cosa menor, lo mejor es abstenerse porque en algún momento se puede saber que un documento no es auténtico y proceder en consecuencia con las implicaciones legales que ello conlleva, como siempre lo mejor es hacer las cosas de forma honesta, se tardan mas pero se pueden mostrar con orgullo.