24.7°C / 76.5°F
$16.60 - $17.60

Comienza formación de 88 nuevos cadetes para la Policía Estatal Única

Por: Redacción | 05 de abril, 2017 - 07:45 | Chihuahua |
Cortesía

Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado a través de la Escuela Estatal de Policía (EEPOL) comenzó con la formación inicial de ochenta y ocho cadetes, quienes buscan integrarse próximamente a la Policía Estatal Única en las Divisiones Prevención – Reacción e Investigación respectivamente.

De estos cadetes, 33 de ellos encaminan su preparación a la División de  Investigación y 55 a la de Prevención- Reacción e inician su profesionalización luego de pasar por filtros y evaluaciones de reclutamiento y de requisitos del Centro Estatal de Confianza (C-3).

La formación inicial en la División Investigación consta de mil 400 horas clase y aborda temas como etapa propedéutica; materias jurídicas; sistema de justicia penal; investigación de los delitos; y tópicos técnico policiales.

La División Prevención- Reacción comprende mil 300 horas clase con etapa propedéutica; desarrollo y acondicionamiento físico; marco deontológico y axiológico de la función policial; normativo y protocolos de actuación policial; prevención y vinculación social, además de técnicas y tácticas policiales.

Los Instructores de la Escuela Estatal de Policía, quienes son los responsables de la formación de los cadetes y agentes en activos, aseguran que es un requisito ejercer la función policial con estricto respeto a los derechos humanos, cultura de la legalidad, perspectiva de género, ética policial y dignidad de las personas basadas en la doctrina policial.

Cabe mencionar que los Instructores de la EEPOL están certificados por la Academia Regional del Noroeste, incorporada a la Dirección General de Formación y Profesionalización de la Policía Federal, como Instructores-Evaluadores en Técnicas de la Función Policial.

Algunas de las funciones del Policía comprenden: detectar vulnerabilidades dentro del tejido social que generen riesgos a la seguridad pública; salvaguardar la vida e integridad física y psicológica de las personas y sus bienes; coadyuvar con el Ministerio Público en la investigación de los delitos, a fin de fortalecer la seguridad y la procuración de justicia.