23.1°C / 73.5°F
$16.60 - $17.60

Créditos en México

Por: Alejandro Velasco | 20 de marzo, 2017 - 03:15 | Opinión |

Por fin un legislador, en este caso legisladora, le entra a la solicitud para la regulación de los términos y condiciones en que se otorgan los créditos de nómina, esos que se ofrecen a los usuarias de los cajeros automáticos al momento de hacer algún retiro, ello dado que el trabajador no dimensiona que tan caro le va a salir, al final de cuentas, el adelanto en su nómina, que por lo regular, mínimo lo termina pagando dos veces, sino es que mas y precisamente para evitar el endeudamiento innecesario es que  la diputada Ana Georgina Zapata Lucero, presentó iniciativa de reforma a la Ley  para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros a fin de regular los términos y condiciones en que se ofrecen y otorgan créditos de nómina y servicios relacionados a través de cajeros automáticos, esperemos que el resto de los diputados apoyen tal iniciativa, pues prácticamente se estaría dando el primer paso para posteriormente entrarle al tema de los intereses tan altos que cobran los bancos, mismos que no tienen freno alguno y cada institución crediticia establece sus porcentajes aparentemente de manera arbitraria, por ello podemos ver tarjetas de crédito que llegan a cobrar casi el 100% anual, lo que las convierte en poco menos que impagables.

Y si hablamos de los créditos que otorgan las tiendas departamentales, la historia es un poco peor, ya que prácticamente cobran por todo, desde anualidad y de los intereses ni se diga, claro que sacan sus promociones de meses sin intereses y nos pintan un cuadro hermoso donde todo es color de rosa y resulta facilísimo pagar ese objeto que en ocasiones necesitamos, pero en otras no, sin embargo de todas maneras nos atrae de sobre manera y si se tiene a la mano la tarjeta de crédito, ocurre lo inevitable, compramos el objeto que en ese momento nos llama tanto la atención,  debido a que la mayoría de los actos los regula el corazón y no la razón, como diría el secretario de educación estatal, Pablo Cuarón, cuando se refirió a la promesa del gobernador, Javier Corral, de eliminar el cobro de inscripción y colegiaturas en las escuelas públicas de nuestro estado, por lo mismo la referida promesa no se ha cumplido y como están las cosas ni se cumplirá, dado que si ni siquiera pueden con el paquete de pagarle a los maestros del Colegio de Bachilleres, el incremento que les corresponde al inicio del año y demás prestaciones que han conseguido al paso de los años, obviamente que tampoco pueden prescindir del cobro que se hace a los alumnos al inicio de cada semestre en el caso de los bachilleres y universidades públicas.

Pero regresando al tema de los créditos que otorgan los bancos mexicanos, perdón los bancos instalados en México, pues casi todos son extranjeros; son tan elevados los intereses, que las ganancias de esas instituciones crediticias incluso superan a lo que obtienen esos mismos bancos, en sus lugares de origen que son, por mencionar algunos, España, Estados Unidos, Reino Unido entre otros, y con esos márgenes resulta fácil entender cómo es que a quienes operan estos negocios no les importa lo que diga Donald Trump sobre posibles castigos por permanecer instalados en México, creando empleos y haciendo de vez en cuando inversiones fuertes de dinero, claro que lo que invierten lo recuperan y con creces por lo mismo mientras les den “manga ancha” para establecer tazas de interés, sin mas tope que el que ellos se impongan, lo seguirán haciendo.

Y concretamente en el caso de los préstamos de nómina, el deudor paga algo así como un 150% de intereses al final del crédito, pese a que en muchas ocasiones lo liquida en menos de un año, y es que para captar clientes los bancos autorizan préstamos a sus usuarios a través de cajeros automáticos y lo hace tan fácil como elegir una opción en el teclado para que de inmediato el dinero en efectivo  este a su disposición y por supuesto desde el primer mes comienzan los cobros que de no hacerlos provocan mas intereses, aunque en estos casos se asegura el pago, dado que como el banco que ofrece el adelanto es a donde llega el sueldo del trabajador, el descuento se hace de forma automática, por lo que el acreditado, no pude retrasarse en sus pagos, y ni así les ofrecen intereses mas bajos, por lo anterior, bien por la diputada Georgina Zapata y su iniciativa para transparentar los servicios financieros y como le comentaba, esperemos que mas adelante meta iniciativa para poner un tope a los demás créditos de la banca en México.