25.3°C / 77.5°F
$16.88 - $17.95

Especialistas no quieren venir a Juárez.

Por: Alejandro Velasco | 15 de marzo, 2017 - 03:15 | Opinión |

Según el secretario general del Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta frontera, Felipe Alcántara, de 373 médicos especialistas que acudieron a solicitar a las oficinas centrales del Sindicato Nacional del IMSS con sede en la Ciudad de México, solo se logró la contratación de 195, ya que el resto de los galenos rechazaron la propuesta de trasladarse a esta frontera por los índices de inseguridad que se están presentando en estos momentos.

Y por supuesto que se entiende que un profesionista no quiera residir en un lugar en el que se menciona que la seguridad de nueva cuenta está rebasada y por mucho, por el crimen organizado, al menos es lo que dicen las autoridades, pues prácticamente en todas las ejecuciones afirman que los asesinados estaban involucrados en actividades criminales, como justificando de alguna forma que si fallecieron, fue por su actividad ilícita, aunque independientemente de a que así fuera, para  nadie es un alivio saber que presuntamente se trataba de delincuentes, ya que ninguna persona se puede sentir segura sabiendo que en cualquier momento y lugar puede presentarse una ejecución.

Pero regresando al tema de los especialistas que se negaron a venir a Juárez, pese a tratarse de una plaza en el Seguro Social, ¿Por qué se va a buscar a profesionales de la salud fuera de Juárez, si seguramente aquí debe haber una buena cantidad de médicos que están en proceso de convertirse en especialistas que seguramente estarían gustosos de ocupar una plaza en el IMSS?, para ellos no hay necesidad de cambiar de ciudad, ¿será parte del procedimiento que se debe seguir para conseguir médicos para las instituciones de salud en México?, porque de ser así entonces es necesario modificar tal esquema ya que perjudica a ciudades como la nuestra en las que, se reconoce que tenemos un problema de seguridad, pero todavía no es tan grave como en años pasados, además de que se supone que actualmente las autoridades se están ocupando de darle solución mucho antes que en el pasado, precisamente para impedir que crezca a niveles tan alarmantes.

Parece que nuestro gobiernos no se han dado cuenta de la urgente necesidad de cambiar los actuales esquemas de reclutamiento de personal, para hacerlos mas ágiles, prácticos y eficientes con miras a terminar con esquemas burocráticos que solo perjudican, no únicamente al derechohabiente, sino al personal que tiene el deseo de laborar en las instituciones públicas, ya que dificultan el ingreso de gente que tiene todo el deseo de trabajar y que está a la espera de que se le brinde una oportunidad para demostrar todo lo que puede hacer.

Y mientras en ciudades como la nuestra seguimos padeciendo la carencia de especialistas en muy diversas áreas de la medicina, lo que se traduce en la tardanza de hasta varios meses para otorgar una cita a un paciente que requiere de urgente atención, con lo que el padecimiento sigue avanzando y deteriorando la calidad de vida, cuando de tener la disponibilidad de un mayor número de especialistas, todo sería mas rápido y menos costoso, pues la atención se daría de forma inmediata lo que detendría de forma drástica la enfermedad con los consiguientes beneficios de todo tipo.

Pero mientras sigamos estancados en el mismo circulo, las cosas van a seguir exactamente igual, con todo y que la intensión sea mejorar los servicios de salud o de otro tipo, pues está visto que estas formas de trabajar no son privativas del IMSS, sino que se pueden ver situaciones similares en las escuelas pertenecientes al gobierno, también en PEMEX y ni que decir de la Comisión Federal de Electricidad. En todas las instituciones mencionadas es un problema enorme para ingresar y por lo mismo en ocasiones no son los mejores prospectos los que lo consiguen, sino los que de alguna forma descifraron el procedimiento a seguir, pero además le invirtieron mucho tiempo y en ocasiones hasta recursos; en fin, quien sabe si en algún momento lleguemos a ver como las cosas cambien en nuestro querido México.