15.7°C / 60.3°F
$18.20 - $19.20

La Neta

Por: Redacción | 17 de febrero, 2017 - 00:21 | La_Neta |

El presidente municipal Armando Cabada admitió que se le niega cierta información a la Sindicatura, pues afirmó que se procura que la mencionada instancia no vaya más allá de sus funciones y por eso no se le entrega la información que no corresponda, pero ¿Qué podría estar solicitando el síndico como para considerar que ello extralimita sus funciones?, ¿Qué no se supone que la actual administración es completamente transparente?, ¿Está permitida cierta opacidad en algunas áreas de la presidencia municipal?

Porque una cosa es que la Sindicatura carezca de facultades para sancionar las irregularidades que pudiera encontrar y otra que sus funciones estén tan limitadas que exista información a la que no pueda tener acceso, porque si no puede sancionar y tampoco auditar, entonces de qué sirve un síndico que fue electo por la población para supervisar la correcta utilización de los recursos públicos.

 

Hablando de síndicos, el que volvió a dar un desagradable espectáculo es el titular de la Sindicatura de la capital, Miguel Riggs. Otra vez mostró que no entiende cuál es su papel como funcionario público puesto que es intolerante, arrogante y agresivo. Basta ver como trató a una reportera que le pidió explicar sobre su situación legal al carecer de un acta de nacimiento. La pregunta no fue mera ocurrencia, por el contrario fue darle seguimiento a la información que el propio Riggs hizo pública hace unos días cuando mencionó a la prensa que por haber nacido en Texas no contaba con dicho documento.

Riggs le contestó de manera grosera que era una pregunta tonta y absurda, que debía leer la Constitución, y de paso que la prensa local debería “subir su nivel”.

Lo más lamentable es que no es el primer incidente de esa naturaleza, apenas la semana pasada cuando dos adultos mayores acudieron a poner una queja ante él lejos de explicarles cómo debían proceder les gritó a media oficina que “No sabían de qué estaban hablando”, se dio la media vuelta y los dejó hablando solos, a pesar de ser personas de la tercera edad.

Si bien por el puesto que desempeña no tiene un jefe directo, moralmente si tiene compromisos, y ya es tiempo que desde la dirigencia del PAN, desde la alcaldía, o hasta de Palacio le manden llamar para exhortarlo a que se conduzca con la humildad que el cargo le demanda.

 

El Gobierno del Estado recortó recursos a la educación, mismos que provocaron que por lo pronto, la Universidad Tecnológica Paso del Norte (UTPS) tuviera que dejar de otorgar becas a 615 estudiantes, por otro lado, la Secretaria del Trabajo y Previsión Social Estatal, sigue pagando una renta por alrededor de 150 mil pesos mensuales a un particular, pese a que ya había anunciado su cambio de dirección a edificios propios para evitar el mencionado gasto, cambio que no se ve para cuando se lleve a cabo.

 

Oficialmente el alcalde de Cuauhtémoc Beto Pérez se bajó el sueldo, y lo mismo los funcionarios de primer nivel debieron decirle adiós a sus prestaciones telefónicas y obviamente a una parte del salario para entrarle a la propuesta de austeridad marcada por el joven presidente municipal.

Beto Pérez sigue firme en la propuesta de reducir el número de regidores en los municipios, y de paso abre el camino para que estas medidas se generalicen y se establezca en la entidad un tabulador estatal de sueldos para alcaldes, ya que no puede ser posible que en municipios pequeños tengan sueldos muy por encima de sus posibilidades de recaudación, y aparte sean superiores a los de demarcaciones con mayor población y extensión territorial.

 

De su pasado como ex fiscal en la Zona Centro del estado ya no se quiere ni acordar el actual encargado de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Sergio Almaraz, quien se molestó por las preguntas de los reporteros en una conferencia de prensa y descartó que esté realizando una labor de protección a favor del ex gobernador César Duarte y funcionarios del anterior sexenio, ya que de momento está concentrado en los trabajos relacionados por la seguridad de Juárez.

Incluso sostuvo que la corporación genera resultados positivos con el aseguramiento de armas y la detención de varios criminales.

El funcionario aprovechó el anuncio de la detención de un presunto líder de una banda de sicarios, para recalcar su labor al frente de la corporación, porque en un lapso de 40 días, los agentes de la Policía Municipal lograron el aseguramiento de más de 50 armas de fuego de diversos calibres así como drogas de todo tipo y la detención de responsables.

Ya nada más espera que los regidores lo ratifiquen en el cargo, pero mientras tanto, de su pasado, mejor ni se lo recuerden.