13.6°C / 56.5°F
$20.50 - $21.25

Incongruencias de los políticos

Por: Alejandro Velasco | 10 de enero, 2017 - 20:44 | Opinión |

Ya lo he mencionado en otros comentarios, los políticos siguen creyendo que nada ha cambiado en México por ello, declaran y actúan de la misma forma de siempre, es decir, pensando que los ciudadanos les creemos a pie juntillas, todo lo que digan sin que exista forma de comprobarles que lo que señalan son simples palabras que en realidad no sienten; sobre todo cuando afirman que entienden el descontento y enojo social por las decisiones que se toman, pero que desafortunadamente son necesarias, de otra forma las afectaciones serian aún mayores, por lo mismo solicitan a la población acatar la disposición.

Desafortunadamente para ellos, esos días en que no se podía comprobar que muchos políticos así como dicen una cosa hacen otra, ya pasaron pues en la actualidad con los adelantos en la tecnología y las redes sociales resulta muy complicado que puedan actuar en completa libertad seguros de que nadie los ve o que si los vieron es su palabra contra la de el o los testigos, ahora existe la forma de grabarlo en video para incluso, de manera anónima ponerlos en evidencia en las redes sociales y provocar que se comparta el video, logrando llegar a mucha mas gente que incluso puede reclamar airadamente al funcionario en cuestión su forma de comportarse y su incongruencia entre lo que dice y lo que hace.

Es el caso del presidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastelum, quien había pedido a los tijuanenses a través de su cuenta oficial de Facebook aceptar el gasolinazo y que comprendieran que la medida afectaba a todos por igual, así mismo advirtió a los transportistas que no toleraría incrementos a las tarifas con el pretexto del gasolinazo; sin embargo a solo unas horas de su mensaje, también en redes sociales, usuarios subieron y compartieron fotografías del edil cargando gasolina en una estación de servicio de la franquicia Chevron en la zona de Eastlake en Chula Vista, California, lo que contradecía todo lo dicho por el político, situación que provocó que convocara a una rueda de prensa en la que reconoció que había llevado el vehículo de su hija a llenar el tanque del lado americano, y aunque quiso minimizar el hecho, al salir del palacio municipal, fue abordado por residentes de Tijuana quienes le reclamaron su proceder.

Este tipo de hechos han ocurrido muy seguido en nuestro país, en los que funcionarios piden a la ciudadanía llevar a cabo cierta acción en beneficio de la mayoría, mientras ellos hacen lo contrario. Así en una ocasión hace ya varios años platicando con un presidente de CANACO, aclarando que no es el actual, el entrevistado estaba invitando a la ciudadanía a comprar en Juárez para apoyar a la economía local y abstenerse de cruzar a El paso Texas, pues los productos y marcas eran los mismo además de que los precios no representaban gran diferencia; al término de la entrevista, le pregunté al presidente en cuestión si de verdad compraba en Juárez, a lo que respondió positivamente, ante tal respuesta mi siguiente pregunta fue ¿a que negociaciones le gustaba acudir?, y me dijo, fuera de libreta, voy a las tiendas de El Paso, pero tengo que decir que compro en Juárez; la verdad no me sorprendió su aseveración, pues ya esperaba algo así. Esta anécdota paso ya hace mas de 15 años, por eso le comento, los políticos y funcionarios hablan como si estuviéramos en otros tiempos y si siguen pensando de la misma manera los resultados que esperan, serán muy distintos a los de años atrás.