33.3°C / 91.9°F
$17.01 - $18.03

Lamenta Meade que Coparmex no firmara acuerdo

Por: Agencia Notimex | 09 de enero, 2017 - 18:43 | Nacional |
Agencia Notimex

México.- El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, señaló que en circunstancias difíciles conviene estar unidos y ser solidarios, por lo cual lamentó la decisión de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de no firmar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar.

En entrevista en la cancillería previo a su participación en la XXVIII Reunión de Embajadores y Cónsules 2017, destacó que dicho Acuerdo fue firmado este lunes por una amplia representación de los sectores laboral, empresarial y agropecuario.

“Nos da mucha pena, nos parece que los acuerdos que hoy se suscribieron abonan en favor de dar tranquilidad a la economía familiar, contribuyen a la estabilidad financiera y mandan sobre todo un ejemplo de que frente a una circunstancia difícil, lo que conviene es estar unidos y ser solidarios”, dijo el funcionario.

La Coparmex decidió no suscribir el citado acuerdo, al argumentar que un consenso no se puede construir en tres días, y que la situación económica y social actual exige sí un amplio acuerdo de todos los sectores sociales, por lo que debe ser inclusivo y producto de una profunda reflexión.

“No estamos en contra del gobierno, ni de quienes suscriben el Acuerdo, por el contrario, estamos en favor de un acuerdo real, de compromisos concretos, en beneficio de todos los mexicanos”, expuso el organismo patronal.

El encargado de las finanzas públicas del país resaltó que en un ánimo de solidaridad y unidad, representantes de todos los sectores productivos se sumaron al “Acuerdo para el fortalecimiento económico y protección de la economía familiar”, anunciado hoy en un acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Ante la decisión de la Coparmex de no firmar este acuerdo, subrayó: “estamos ciertos que eso no quiere decir que le falte solidaridad o compromiso, pero nos hubiese gustado que estuviera también en la mesa; lo lamentamos”.

A este acuerdo, precisó, se sumaron prácticamente todas las expresiones del sector privado y empresarial, pero esta agenda obligará a revisarla todos los días.

En ese espacio de diálogo, dijo, las autoridades están en la mejor disposición de considerar cualquier alternativa del sector empresarial, de los sindicatos y de los gobernadores, estos últimos con quienes se reunió este lunes en el marco de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) para abordar el tema del aumento al precio de las gasolinas.

Sobre la repatriación de capitales que se planteará, como parte de las acciones del “Acuerdo para el fortalecimiento económico y protección de la economía familiar”, adelantó que el decreto respectivo se está afinando y publicará en el transcurso de este mes.

Asimismo, en los próximos días estaría en posibilidad de dar a conocer la cantidad puntual que representará la reducción adicional de 10 por ciento que se aplicará a la partida de sueldos y salarios de servidores públicos federales de mando superior.

En cuanto al impacto en la inflación por el alza en el precio de las gasolinas y el diésel para este año, el titular de la Secretaría de Hacienda comentó que en el pasado reciente incrementos parecidos han tenido impactos moderados en la inflación.

“Es probable que sí se den ajustes en algunos precios, pero en términos generales éstos deben ser temporales e irse diluyendo en el tiempo”, argumentó

Durante su intervención, a las preguntas de los diplomáticos asistentes sobre la situación real de la economía mexicana en el actual entorno internacional y los sectores que resultarían afectados, hizo una comparación histórica.

Apuntó que en 1995, tras la crisis del año previo, la inflación fue de tres dígitos, mientras que ahora las autoridades están preocupadas de que haya un brote inflacionario y este rebase 4.0 por ciento, que es el límite superior del intervalo de variabilidad del Banco de México, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual.

En tanto, la madurez promedio de la deuda era de siete meses y actualmente es de 21 años, además la economía mexicana ya liga varios trimestres de crecimiento sostenido, no hay desbalances en las cuentas bancarias, en las externas o en las fiscales, entre otros aspectos.

No obstante, precisó, “ciertamente hay una incertidumbre real que se refleja en nuestras variables, pero que no se corrige con un cambio todavía real”, al asegurar que los fundamentales de la economía son los mismos que hace cuatro meses.

Si bien el nerviosismo se expresa tanto en las tasas como en el tipo de cambio, y hay que ver cómo se redefine la relación comercial de México, la economía mexicana es ahora “casi irreconocible respecto a lo que teníamos en 1995”.