15.4°C / 59.7°F
$18.20 - $19.20

Centros de rehabilitación

Por: Alejandro Velasco | 27 de diciembre, 2016 - 03:15 | Opinión |

En la búsqueda de alternativas para que quien es adicto a  alguna droga pueda dejarla y llevar una vida productiva, se han creado a lo largo de todo el país centro de rehabilitación, mismos que en su mayoría tienen nombres que aluden a la fe en Dios y por lo mismo aparentan que con bondad ayudarán a quien padece de alguna adicción, sin embargo no son pocas las historias que se cuentan en torno a lo fuerte que puede ser “la terapia”, ya que la misma carece de estar apegada a algún tratamiento médico, en la que poco a poco el adicto va rehabilitándose para finalmente estar completamente sanado, por supuesto con las recomendaciones que se deben seguir para no recaer.

Y es que los tratamientos ciertamente  llevan un mensaje de fe, sin embargo en la práctica se habla de que a los internos los tratan como si estuvieran en la cárcel, pues no les permiten salir hasta concluir con el mismo, además de que reciben tratos algo violentos cuando no ponen de su parte para dejar las drogas, a ello se suma que son los propios familiares quienes los obligan a ingresar, con lo que aceptan los métodos que se utilizarán para que su familiar finalmente deje las drogas, por lo que el encierro se vuelve insoportable para algunos.

Lo mas lamentable es que pueden ocurrir caso como el de Santa Catarina, Nuevo León, en el que aparentemente un hombre provocó un incendio para poder escapar del centro denominado “Jesús te salva”, según información el sujeto que se encontraba como interno, decidió prenderle fuego a una colchoneta que le sirviera de distracción y poder huir del lugar, sin embargo el siniestro dejó como saldo 12 personas lesionadas, pues el siniestro se presentó por la madrugada y mientras algunos de los internos lograron ponerse a salvo saliendo por la puerta de entrada, otro grupo tuvo que ser rescatado por un boquete que abrieron policías locales para poder sacarlos, ya que las llamas les impedían ingresar por otro acceso.

Y es que solo una persona que padece de una adicción sabe lo que representa el que se le  prive de la droga, que ya se convirtió en una necesidad para estar mas o menos bien, ya no tanto con la intensión de conseguir el efecto que brindan en el que se evaden de la realidad, por lo mismo hacen lo que sea para obtener una dosis de droga que les calme el malestar.

Debemos reconocer que existen otros casos en los que, quien entra a estos centros de rehabilitación lo hace de forma completamente voluntaria y por lo mismo lleva a cabo todo lo que le piden con el propósito de salir del mundo de las adicciones, cosa que finalmente consigue. Por supuesto también es digno de reconocer la labor que estos lugares ofrecen para la gente humilde, ya que un tratamiento científico  es muy costoso, por lo que las autoridades en lugar de designar tanto presupuesto a enfrentar la lucha contra el narco, debería de enfocar una buena cantidad de recursos a estos centros para que de forma mas adecuada atiendan este problema que aqueja a gente de todos los estratos sociales.