7.2°C / 45°F
Dólar: $19.54 - $20.52

Cae México en Índice de Desarrollo Democrático de América Latina

Por: Luis Carlos Ortega | 14 de noviembre, 2016 - 06:35 | Nacional |
Agencia Notimex

Ciudad Juárez.- En el presente año México no sólo no mejoró sino que incluso empeora su condición con respecto a 2015 en materia de seguridad pública, corrupción, niveles de desarrollo, calidad democrática y desigualdad social, entre otra serie de factores que componen el ranking de 18 países latinoamericanos que son sometidos a evaluación en el marco del Informe 2016 del Índice de Desarrollo Democrático de América Latina (IDD‐Lat 2016).

De acuerdo a este documento presentado por la Fundación Konrad-Adenauer-Stiftung, el puntaje alcanzado en el presente año por nuestro país en la dimensión de derechos y libertades, participación de la mujer en el Gobierno y la tasa de homicidios con respecto a 2015, presenta tendencias que lo ubican en el conjunto de países con bajo desarrollo democrático, pero empeorando su categorización en este rubro dado que en 2015 presentaba un desarrollo democrático medio.

México ocupa la misma décimo cuarta posición que en 2014 y 2015, pero con un descenso de su puntuación que es producto de caídas en indicadores como el “voto de adhesión política” y la “tasa de secuestros”, que son importantes componentes de la variable “condicionamiento de las libertades por inseguridad”, factor que ha sido determinante para bajar el puntaje de evaluación que enfrenta México con respecto al resto de los países latinoamericanos.

Aún y cuando, de acuerdo al reporte, México ha logrado este año revertir en parte la tendencia negativa que mostró en 2014 y 2015, está muy lejos de alcanzar los niveles que arrojaba en los tiempos que ocupó el mejor valor de su serie, obtenido en el 2007, y que mantuvo en niveles de estabilidad evaluatoria hasta antes de 2013 en que empezó su tendencia a la baja que mantiene a la fecha.

“Mejora en el Índice de Desarrollo Democrático de América Latina 2016 (IDD-Lat 2016) su puntuación uno por ciento, aunque aún está lejos de su mejor valor, logrado en el 2003”, señala el reporte dado a conocer al inicio del pasado fin de semana, donde se destaca que “históricamente, México formó parte del grupo de países con desarrollo democrático medio que superaba siempre el promedio regional, no obstante lo cual “por segunda vez se coloca por debajo del promedio regional y forma parte del conjunto de países con bajo desarrollo democrático, junto con El Salvador, República Dominicana y Paraguay”, según expone el documento.

El reporte destaca que el comportamiento de nuestro país entre 2015 y 2016 “ha sido negativo en democracia de los ciudadanos y democracia económica, mientras que muestra crecimiento en la democracia de las instituciones y en democracia social”, ubicándose en una zona de alarma “porque a pesar de revertir la tendencia negativa que venía presentando en los últimos años, su crecimiento es muy leve y su puntuación final lo coloca en la misma situación del 2015”.

Esto significa que se mantiene lejos de los 6 mil puntos que había logrado en los tres primeros años de medición del IDD-Lat, cuando presentaba expectativas de acceder al grupo de países con alto desarrollo democrático, de modo que en 2016 se mantiene en el entorno de los 4 mil puntos “cerca del límite del mínimo desarrollo democrático”.

Párrafos adelante, el documento indica que en la dimensión que da cuenta de la capacidad para generar políticas que aseguren eficiencia económica “el país muestra una peor puntuación, del orden del 58 por ciento, con respecto al año anterior”, lo cual lo aleja de los mejores puntajes de toda la serie (2004, 2009 y 2014) obteniendo de este modo el peor resultado desde el año 2002 a la fecha.

“Desde el 2013, México ya no lidera esta dimensión; en esta oportunidad pierde tres lugares y pasa a la sexta ubicación en el ordenamiento regional. Ello es producto de una caída en los indicadores de brecha de ingreso e inversión. A pesar de que es uno de los pocos países que presenta un crecimiento en PIB per cápita y muestra mejores resultados en la variable de inversión, esto no alcanza a contrarrestar los procesos negativos en las otras variables”, destaca el escrito.

Debido a esto, nuestra nación ya no figura en el grupo de países con alto desarrollo democrático, pasando a integrar el de países con desarrollo democrático medio, aunque todavía superando el promedio regional.

En lo referente a la dimensión de derechos y libertades “que mide la democracia de los ciudadanos”, el reporte indica que éste ha sido levemente más bajo que el obtenido el año anterior, lo que aleja a nuestro país del valor promedio de la serie.

En contraste destaca que en calidad institucional y eficiencia política, y democracia de las instituciones México ha mejorado casi el 49 por ciento, con lo cual logró alejarse de su peor valor de la serie, que había sido el del 2015, rompiendo la tendencia negativa iniciada en el 2013.

“Este comportamiento se explica por los avances en los indicadores de Responsabilidad Legal, mejorando levemente el índice de percepción de la corrupción porque logra salir del castigo por el factor de anormalidad democrática, que había padecido en el 2015 por la crisis institucional vivida el año anterior”, puntualiza el texto.

Más adelante, el reporte destaca que en la dimensión social “México presenta un fuerte avance, consecuencia de los aumentos en los indicadores que componen la variable eficiencia en salud y en educación y fundamentalmente en el indicador población bajo la línea de la pobreza, presentando sólo resultado negativo en el indicador de desempleo".

“Esta puntuación no determina un avance en el ranking regional, ya que se mantiene en la décima posición. Pertenece al conjunto de países que presenta desarrollo democrático medio y se coloca por encima del promedio regional. Aún está lejos del mejor valor de su serie, obtenido en el 2007”, concluye.