7.2°C / 45°F
Dólar: $19.54 - $20.52

Policía cibernética

Por: Alejandro Velasco | 10 de noviembre, 2016 - 21:42 | Opinión |

Seguramente usted en alguna ocasión ha recibido correos electrónicos que tienen todas las características de ser genuinos, tanto así que decide abrirlos, para finalmente dares cuenta de que se trataba de un fraude o de algún virus malicioso que contamina su computadora al grado de dejarla fuera de combate o al menos por unos instantes hasta ser revisada por un técnico que aplicando sus conocimientos y una serie de antivirus la regresa, con algunas fallas, a su estado normal

Es cuando ponemos un poco mas de atención a lo que nos llega a las charolas de entrada, pero luego de pasar por lo anterior que nos hace perder el tiempo y dinero, además de la eficacia de una buena computadora por nueva que sea.

Y ante situaciones así todo indica que estamos solos, y el único que puede ayudarnos es el ingeniero en sistemas que nos sugiere la instalación de una seria de programas que prevengan la contaminación del ordenador en cuestión

Lo malo es que, para prevenir algún fraude, no existe aún un antivirus lo suficientemente efectivo, pues se trata de correos que llegan y que, de abrirlos, quien los envía puede robarse datos importantes de cuentas de banco, identidad, contraseñas y demás información que utilizan para dejarnos sin fondos por ejemplo o incluso extorsionarnos o a algún familiar.

Se supone que en nuestro estado funciona la Unidad Estatal de Delitos Electrónicos, misma que fue creada para prevenir y combatir precisamente los delitos electrónicos e informáticos además de establecer estrategias y  diseñar mecanismos que contrarresten los efectos de las conductas delictivas surgidas del Internet, lo malo es que prácticamente lo único que hacen es advertir a los usuarios de internet para que no abran correos electrónicos desconocidos, pero ¿qué se hace cuando el correo tiene todas las características de uno conocido?, ante eso simplemente estamos a merced de los delincuentes informáticos que son verdaderos hackers en su mayoría, por supuesto que existen otros que no lo son tanto pero que si intentan engañar, sin embargo la indefensión es la misma.

Y la realidad es que en la actualidad mucho de lo que realizamos en nuestra vida cotidiana es a través de una conexión a internet, el dispositivo varía, ya no se limita a una computadora, pues se pueden realizar transacciones bancarias usando una Tablet o un teléfono móvil, simplemente contando con la aplicación adecuada, misma que da acceso a cuentas y contraseñas, por lo que, en caso de robo o pérdida del celular, nos convertimos en victimas totalmente desprotegidas

Mientras que la referida unidad estatal de delitos electrónicos, tampoco tiene la suficiente capacidad de ayudarnos, y aunque parece algo menor la realidad es que no es así y mas cuando instituciones como los bancos presionan a su clientes para que emigren a los sistemas vía internet para su operaciones, por supuesto que ello hace la vida mas fácil al no tener que acudir a una sucursal a cierta hora del día, lo malo es que mientras se desarrolla la tecnología para eso, la autoridad no va a la par ni siquiera en personal capacitado