3.2°C / 37.8°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Aprueban continuar con juicio contra Trump

Por: Agencia Notimex | 10 de noviembre, 2016 - 13:02 | Internacional |
Agencia Notimex

San Diego.- La demanda de acción colectiva en contra del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, por un presunto fraude en la desaparecida Trump University fue permitida por un juez de San Diego.

Trump es acusado por estudiantes de esa academia de bienes raíces de engañarlos y fraude por miles de dólares y denuncian que la antigua universidad recibió más de 40 millones de dólares de manera fraudulenta y engañosa.

A pesar de ganar la elección presidencial, el millonario que surgió de las bienes raíces y de un reality show, sin experiencia en cargos políticos deberá enfrentar el proceso judicial en su contra.

De acuerdo con una audiencia celebrada este día en Los Ángeles, abogados de ambos lados se presentaron en la corte con sus preparativos antes de que la selección del jurado que será el 28 de noviembre.

Los resultados de las elecciones y su posible efecto en el caso probablemente dominarán la discusión del tribunal y atraerán una gran presencia mediática.

Los abogados de Trump no devolvieron llamadas telefónicas y correos electrónicos buscando comentarios el miércoles, y los abogados de los exestudiantes que presentaron el caso declinaron discutir el caso.

Durante la campaña, Trump criticó el manejo del juez Gonzalo Curiel de la demanda, calificando al exfiscal de Indiana como un mexicano y afirmando que su ascendencia lo hizo incapaz de probar el caso lo que lo llevó a severas criticas públicas.

Al mismo tiempo y por insólito que sea esa situación, la Corte Suprema de Estados Unidos estableció precedentes legales cuando se trata de demandas contra presidentes, y ese precedente es probable que dicte cómo se desarrolla el caso de Trump.

En 1994, la exempleada del estado de Arkansas, Paula Jones, demandó al entonces presidente Bill Clinton por acusaciones de que hizo avances sexuales cuando era gobernador.

Clinton luchó contra el juicio de acoso sexual. El caso llegó a la Corte Suprema, que dictaminó que los presidentes pueden ser demandados por hechos ocurridos antes de que asumieran el cargo o no estén relacionados con sus funciones presidenciales.

"Clinton contra Jones estableció que un presidente no tiene inmunidad absoluta", dijo el abogado Robert S. Bennett, quien argumentó en nombre de Clinton ante la Corte Suprema en 1997.

La sentencia también dijo que los presidentes no tienen el derecho de retrasar tal demanda sólo porque están en la Oficina Oval.

Aunque el caso de Clinton sólo se aplica a los presidentes en funciones, Bennett no cree que el estatus de Trump como presidente electo haga una gran diferencia práctica en el inminente juicio, especialmente teniendo en cuenta la posibilidad de que el juicio no concluirá con su toma de posesión el 20 de enero.

Aún así, los expertos legales esperan que los abogados de Trump pidan que se demore el juicio hasta que abandone la Casa Blanca, citando lo ocupado que estará. Pero tal petición no se espera que tenga éxito, según los expertos.

El juez de distrito Gonzalo Curiel que conducirá el juicio se ha mostrado reacio a conceder más retrasos de esta demanda presentada por exestudiantes desde hace seis años, en el 2010.

En la demanda los estudiantes aseguran que pagaron hasta 35 mil dolares para asistir a seminarios y aprender secretos dentro del éxito en bienes raíces de los mentores que fueron "escogidos a mano" por Trump.

En su lugar, dicen, el programa no era más que un infomercial tratando de sacar dinero de los estudiantes, y no aprendieron lo que se prometió

Trump ha señalado a un gran número de estudiantes que dieron al programa revisiones positivas y culpó a los demandantes de la falta de éxito en la pereza y la recesión en el mercado inmobiliario.

El juicio se desarrollará en dos partes. En la fase de responsabilidad, que se espera dure de cuatro a seis semanas, la evidencia girará en torno a si la Universidad Trump engañó a los estudiantes usando el término "universidad" y afirmando que Trump "seleccionó a mano" a los instructores.

Si pierde, entonces comenzaría la fase de daños, en la cual cada miembro de la clase elegible de California, Florida y Texas tendría que ser considerado por separado a cuánto fueron dañados y qué se les debe.

Trump ha dicho anteriormente que planea testificar en persona, pero su nuevo estatus presidencial podría cambiar.

Suponiendo que el juicio continúa como estaba programado, los abogados de Trump podrían pedirle al juez que lo excusara de tener que testificar y en su lugar mostrar videos de jurados de sus declaraciones anteriores en el caso.

Si los demandantes argumentan que no llegaron a pedirle a Trump todas sus preguntas, entonces el juez podría permitir una deposición final antes del juicio, o hacerle preguntas escritas que él debe responder bajo juramento.

Trump también podría testificar a través de video en vivo, pero aseguran que una cosa está clara: el juez Curiel tendrá una gran discreción sobre cómo se desarrolla el caso.

Durante la campaña presidencial, Trump se quejó de que Curiel había sido injusto en las sentencias en su contra en el caso, diciendo que la herencia mexicana del juez lo hizo sesgado en contra de Trump, quien apoya las duras políticas de inmigración y la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

"Antes de que empiece el juicio en este caso, los posibles miembros del jurado tendrán la oportunidad de emitir su voto para presidente", escribió el abogado de Trump, Daniel Petrocelli, en una moción del 20 de octubre.

La composición de la población de San Diego será un factor importante a la hora de elegir un jurado, dijeron expertos. Trump recibió el 39 por ciento de los votos en el condado de San Diego ante la demócrata, Hillary Clinton, con un 56 por ciento.

Este no es el único pleito que Trump enfrenta cuando se dirige al cargo presidencial. Un segundo proceso de acción colectiva contra la Universidad Trump se presentó en su contra en San Diego y una demanda similar está pendiente en Nueva York.

También se han presentado docenas de demandas relacionadas con sus otros intereses comerciales. Pero debido a que no juega un papel central en muchos, se estima que serán manejados por su equipo legal sin involucrarlo.