4°C / 40°F
Dólar: $19.64 - $20.63

¿Y ahora que sigue?

Por: Héctor Molinar | 10 de noviembre, 2016 - 13:54 | Opinión |

¿Y ahora qué sigue?, ¿qué haremos los mexicanos ante el inesperado triunfo de Donald Trump, como presidente electo de los Estados Unidos de Norteamérica?, ¿hará efectivas sus amenazas contra México y contra los mexicanos que emigraron a su país? Éstas y muchas preguntas más, nos vienen a la mente sobre nuestro destino y futuro económico por ser dependientes del dólar norteamericano. La devaluación inminente del peso frente al dólar trastorna nuestra economía interna y provoca una alerta internacional, pero sobre todo en el mundo de las finanzas.

Es tiempo de que México busque prosperar internamente y que los mexicanos nos unamos para enfrentar los miedos con determinación y firmeza. Con responsabilidad y patriotismo. Es el momento de corresponder al símbolo patrio desde lo más profundo de nuestro corazón. Somos mexicanos y debemos sentirnos orgullosos de ser como somos. Tenemos un territorio soberano, hermoso y rico. Somos una nación distinguida por sus tradiciones y el valor de su gente. Tenemos millones de niños y jóvenes, que debemos educar para que se conviertan en los grandes promotores de nuestra tierra.

Pero para ello, es necesario que nuestros gobernantes dialoguen y se analicen todas las soluciones posibles. Llegó el momento de buscar una alianza con el mercado internacional en otros países, para no depender del Tratado de Libre Comercio con América del Norte. España, Italia, Francia, Inglaterra, Japón y China, son alternativas viables y con los que tenemos buenas relaciones diplomáticas. Chihuahua puede reactivar su economía, por lo atractivo de la zona y la mano de obra calificada. Tanto en el sector turístico como en el sector industrial.

Primero es necesario para lograr la confianza internacional, que funcionen adecuadamente las instituciones encargadas de la seguridad pública. Pues es evidente que tenemos otra alerta de carácter interno que nos desprestigia, como lo es la corrupción en las policías de los tres niveles de gobierno. Desde la llegada de los policías federales y del cambio de los titulares del gobierno, tenemos otra vez las extorsiones y crímenes. Debemos unirnos para solucionar los problemas de casa, recordemos que también propicia que inversionistas y comerciantes se alejen por ese motivo.

En cuanto Trump tome el mando habrá problemas. Como frontera recibiremos a miles de deportados y no tenemos espacio, ni tampoco infraestructura para atenderlos. La delincuencia puede trastornar la estabilidad social y el crimen organizado se reforzará con la devaluación del peso. Por eso debemos proteger de manera inmediata, la seguridad social. El gobierno debe estar preparado e impulsar la inversión extranjera fuera de los Estados Unidos y velar por la paz y la justicia social. Tanto el Gobernador Javier Corral, como el Presidente Municipal Armando Cabada, deben estar unidos.

Los momentos más difíciles los hemos superado y esta vez no debe ser la excepción. Los norteamericanos ya decidieron su forma de vida. Son racistas, misóginos, drogadictos, soberbios y promotores del odio y de las guerras. Se creen una raza superior y se fundan en su economía estable. Tienen el control de las armas y del dinero, pero eso los aleja de Dios. Del Dios que pregonan sin el ejemplo, tan solo por usarlo como escudo para provocar la guerra y jurar en falso. Ellos no son como nosotros los mexicanos. Somos diferentes en nuestras costumbres, tradiciones y altamente religiosos.

Es el momento de hacer los cambios necesarios para la educación en nuestro México. Pues es de vital importancia fomentar el amor a la patria, impulsar los valores cívicos y morales a los niños y jóvenes, dispuestos a superarse para triunfar como profesionistas y empresarios. Iniciemos el futuro, que impida que las mentes brillantes mexicanas se vayan por la falta de oportunidades. Todos debemos involucrarnos en los asuntos del país que han provocado la corrupción para erradicarla. No depende de un presidente o gobernante en turno, depende de todos.

Analicemos el lado positivo sobre el triunfo de Trump. Ha sido sincero en la manera que nos han tratado. No le alcanzará el tiempo para cumplir todas sus amenazas porque deben pasar por el congreso y eso no es sencillo. Pero debemos empezar el nuevo camino sin depender del dólar norteamericano, con la reconstrucción de nuestra soberanía y democracia. Somos libres y ha costado mucho lograrlo. Apliquemos la justicia contra los corruptos y contra el mal gobierno. Comencemos la limpia en nuestra casa para darle un nuevo rumbo a la nación.   

Especialista en Gestión de Conflictos y Mediación

abogado@hectormolinar.com