0.3°C / 32.5°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Las luces se posan sobre Meghan Markle, la novia de Enrique

Por: Agencia AP | 09 de noviembre, 2016 - 13:09 | Espectáculos |
Associated Press

LOS ANGELES — Meghan Markle ha sido actriz por más de una década, pero la mayoría de la gente oyó su nombre por primera vez cuando el príncipe Enrique anunció que era su novia.

Enrique confirmó que estaba saliendo con la actriz estadounidense de 35 años en un comunicado emitido el martes en el que deploró el trato que los medios le han dado a Markle, al decir que reporteros han tratado de meterse en su casa y fotógrafos han dificultado que su madre llegue a la entrada de la suya.

La confirmación empuja a Markle a una vidriera de escrutinio mediático internacional, pero esto también podría impulsar su carrera.

"La verdad es que ella no es un personaje famoso", dijo el corresponsal de E! News Marc Malkin. "Lo va a ser debido al príncipe Enrique".

Markle se valió de papeles pequeños en series de TV como "Fringe", "Without a Trace" y "CSI: Miami" para conseguir un papel protagónico en el drama de USA Network "Suits". Desde el 2011 ha dado vida a la asistente jurídica y aspirante a abogada Rachel Zane en la serie, ahora en su sexta temporada.

La actriz parece ser tan ambiciosa y trabajadora como su personaje. Además de "Suits", estelarizó una ciberserie de cinco episodios sobre restaurantes en Nueva York, "Power Lunch with Meghan Markle". Y un alto perfil podría llevar a mayores oportunidades.

"Ahora que está saliendo con el príncipe Enrique, no estoy diciendo que va a trabajar de inmediato con todos los ganadores de Oscar y leyendas de Hollywood, pero se le abren muchas puertas", dijo Malkin. "El beneficio aquí está en Hollywood, se trata de tener un nombre conocido. Uno quiere que la gente piense en uno cuando están haciendo un casting para algo. Uno quiere que la gente piense en uno cuando están organizando un gran evento con alfombra roja. Mucho de esto se logra con exposición, y no se puede pedir mayor exposición que estar saliendo con el príncipe Enrique".

Esa exposición podría beneficiar también los varios esfuerzos de Markle fuera de la pantalla, incluyendo la colección de ropa que ayudó a crear para la tienda canadiense Reitmans y su trabajo con Naciones Unidas en materia de igualdad de género y como embajadora para la organización World Vision.

Markle continúa escribiendo en su blog TheTig.com, que creó en el 2014 como un sitio para "integrar conciencia social y temas de mayor valor que, digamos, ... las selfies" con consejos de belleza y salud. Su más reciente artículo detalla cómo mantiene el equilibro entre su labor humanitaria y su carrera en Hollywood. También ha escrito para la revista Elle sobre su origen birracial y sobre cómo encontró su identidad más allá de su etnicidad.

Markle les acredita a sus padres el haberle mostrado tanto el brillo de Hollywood como el regocijo de la labor social. Nacida en Los Ángeles, acompañaba a su padre, un director de iluminación, a las grabaciones de series de comedia y telenovelas, mientras que su madre, una psicóloga, la llevaba en viajes exóticos a lugares donde la pobreza era la norma. Markle escribe en su cibersitio que sus padres donaron pavos a albergues de personas sin hogar para el Día de Acción de Gracias y repartieron comida a pacientes en hospitales de cuidados paliativos.

"Crecí viendo esto, así que esto es lo que soy: una adulta joven con conciencia social para hacer lo que puedo y, cuando menos, hablar cuando sé que algo está mal", escribió.

Aunque es inusual que un príncipe emita un comentario oficial sobre una relación personal, como Enrique lo hizo el martes, el que la realeza europea corteje a estrellas de Hollywood no es nada nuevo.

"La princesa Grace es obviamente la clásica historia", dijo Malkin. "Es toda esta idea de miembros de la realeza saliendo con estadounidenses: cómo se supone que no suceda y, cuando sucede, es un escándalo".

O cuando menos llamativo. Así que, ¿cómo va Markle a navegar por su trabajo, su vida y un romance bajo la lupa real?

"Va a tener que dejar que todo le resbale", dijo Malkin.

Ingrid Seward, editora en jefe de la revista Majesty, dijo que las novias previas de Enrique tuvieron dificultades para lidiar con el nivel de atención.

"Chelsy Davy aguantó el foco por un tiempo, pero entonces decidió que esa vida realmente no era para ella. No pudo casarse con ese mundo", dijo Seward. "Y Cressida Bonas, aunque es una actriz, odió la atención, odió las críticas. Y no solo es la prensa, es todo el mundo, todo el mundo metiéndose con uno. Es algo muy difícil con lo que lidiar".