4°C / 40°F
Dólar: $19.64 - $20.63

¡Pragmatismo a morir!

Por: Mónica Alicia Juárez | 09 de noviembre, 2016 - 13:24 | Opinión |

(O hasta decir: “¡Basta!”)

Acorde a estas fechas conmemorativas a la muerte, es oportuno reflexionar en algunos aspectos prácticos ineludibles.

¿Tenemos definido con procedimientos legales el servicio fúnebre propio y de allegados dependientes?

¿La acción testamentaria es una realidad?

¿Las tumbas o urnas con cenizas de las que somos responsables actualmente,  qué situación tendrán en el futuro?

¿Cómo prepararnos para facilitar el proceso de duelo ante la muerte propia y/o ajena?

Vivir implica un final ineludible e imprescriptible que es: morir. Este es un proceso irreversible e incuestionable. Entre más conscientes seamos de que… “del más allá, nadie retorna” y que es un misterio total la posibilidad de otra dimensión, en donde la estancia sea placentera y eterna, mejores perspectivas lograremos de aprovechamiento al máximo de cada minuto aquí, sobre la tierra.

Obviamente el momento más temido es justo cuándo se deja de respirar y el corazón deja de latir, y sobre el cuál no tenemos el mínimo control ni previsión futura.

¿Y… sobre remordimientos…?

¿Qué se nos ha repetido como norma y/o enseñanza simple y sencilla: “No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti”?, es lo mismo que: “Ama al prójimo como a ti mismo”.

Conviene recordar que la serenidad brinda aceptación… que a su vez, es fuente de paz, y por tanto… ¡de alegría!

Se trata pues de bien vivir y bien morir… ¿o no?