10.9°C / 51.6°F
Dólar: $19.54 - $20.52

Comediantes ofrecen respiro de seria cobertura electoral

Por: Agencia Notimex | 09 de noviembre, 2016 - 10:30 | Espectáculos |
Agencia Notimex

NUEVA YORK.- Los telespectadores que buscaban un respiro de la seria cobertura de las elecciones presidenciales lo consiguieron el martes por la noche, cuando las voces de comediantes y otros comentaristas políticos no convencionales se metieron en la acción.

No contentas con su espacio matutino regular, las presentadoras de "The View" de ABC se adueñaron de Lifetime para un especial en vivo de dos horas y media en el horario estelar.

Esta versión de "The View" vino con la usual mesa de alas abatibles y un animado público en el estudio, junto con los resultados de las elecciones y apariciones de personalidades como Lena Dunham, Will Forte y Mario Cantone (aunque sin la veterana panelista Whoopi Goldberg, quien ya había adquirido un compromiso).

"Siento como si fuera la víspera de Año Nuevo", dijo la anfitriona Joy Behar al principio del programa mientras calmaba a la multitud, y entonces invitó a los espectadores a que "agarren un trago, y asegúrense que eso sea todo lo que agarren".

Eran las 9 p.m. (hora del este) y para las 11 p.m. aparecieron otras opciones aún más espontáneas. Con una sorprendente ventaja del candidato del Partido Republicano Donald Trump, todos tuvieron algo en común: un cierto tono mordaz.

El canal de cable Viceland presentó "Desus and Mero's Live Election Special" con los astros del programa nocturno de tertulia, los comediantes Desus Nice y The Kid Mero, quienes le dieron un tono de fin de mundo.

"Realmente estamos en vivo", dijo Nice. "Por eso es que estamos un poco desalentados con lo que está pasando con los resultados".

Había corresponsales en las sedes de campaña de los principales partidos. Uno de ellos, sentado ante su MacBook en la sala de prensa de Vice, gimió: "Estoy demasiado deprimido como para seguir leyendo las noticias, así que lo que estoy haciendo ahora es buscando algunos grupos anarquistas a los que ustedes todavía se pueden unir".

Comedy Central mantuvo su tradición de transmitir en vivo la cobertura de las elecciones con el anfitrión de "Daily Show" Trevor Noah a la cabeza del especial "noticioso" ''No, No, Please, No, Oh God, No! Nooooooo!!!!!!".

Pero Noah dejó de lado el humor al principio del programa.

"Sinceramente no entiendo cómo Estados Unidos puede estar tan desorganizada o tan llena de odio, no sé cuál de las dos", expresó. "En este momento, diría que es una situación para comerse las uñas si me quedaran uñas que comer".

Hizo un corte a la "corresponsal sénior de Hillary" Desi Lydic, quien con una sonrisa forzada reportó que en la sede de Clinton "todo está bien. ... Sólo tendremos que esperar un POQUITO más de lo anticipado para descubrir si Estados Unidos prefiere una mujer sensata y competente o un troll misógino. De alguna manera, la diferencia es demasiado estrecha como para anticipar un resultado".

CBS se dedicó por completo a la cobertura seria de las elecciones, por lo que Stephen Colbert, el anfitrión de "Late Show", trasladó su programa a la cadena hermana Showtime para una hora de transmisión en vivo sin censura.

Colbert, quien tituló su emisión "Live Election Night Democracy Series Finale", saludó al público en el Teatro Ed Sullivan con una valoración al minuto: "Aquí estamos, al final de las elecciones. ¿Pueden creerlo? ¡Esta noche ha sido como un año! En este momento la diferencia es demasiado estrecha como para anticipar un resultado y demasiado aterradora de contemplar".

"¿Están nerviosos?", le preguntó a la audiencia en el teatro, que respondió afirmativamente a viva voz. "Creo que todo el mundo está nervioso. Específicamente al borde del país, esperando que Trump gane para irse caminando a Canadá".

La hora no pasó sin actualizaciones. Haciendo total uso de la permisividad de Showtime, Colbert leyó un alerta noticioso — que el senador de Florida Marco Rubio había ganado la reelección — de una tarjeta pegada a nivel de la entrepierna de un fisiculturista desnudo.

Unos minutos después, Colbert se aferró a un delgado junco de esperanza al declarar que aún era demasiado temprano como para anunciar a un ganador.

Recordando el famoso titular errado que proclamó "Dewey vence a Truman", explicó que no quería dar un pronóstico equivocado. Sólo estuvo dispuesto a hacer dos predicciones:

— Que el próximo presidente sería de Nueva York.

— Y que un titular apropiado sería: "Las elecciones vencen a Estados Unidos".