3.2°C / 37.8°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Preocupada la comunidad latina en EEUU tras triunfo de Trump

Por: Agencia Notimex | 09 de noviembre, 2016 - 13:32 | Internacional |
Agencia Notimex

Miami.- Grupos pro inmigrantes en Estados Unidos prometieron hoy seguir su lucha por el respeto a los derechos humanos y cese al racismo, pese a que el triunfo de Donald Trump es un duro golpe para la comunidad latina por su retórica antiinmigrante que infringe miedo y preocupación.

Nora Sándigo de la Fraternidad Americana, que tiene bajo su tutela a mil niños nacidos en Estados Unidos, pero cuyos padres han sido deportados, dijo que esta asociación seguirá luchando por unir a las familias inmigrantes.

“En la comunidad hay preocupación y la gente está atemorizada, pero no es posible poner un avión en cada esquina y sacar a la gente”, dijo a Notimex la activista de origen nicaragüense.

Sándigo afirmó que buscará acercarse a Trump para que conozca los casos de niños que tiene bajo su tutela.

Trump, quien ganó el martes las elecciones presidenciales de Estados Unidos, lanzó duros ataques contra los inmigrantes durante su campaña, además prometió construir un muro en la frontera con México y expulsar a todos los indocumentados, que se estiman son unos 11 millones en el país.

“El no tomará posesión hasta enero 20, así que pido calma y no piensen que van a llegar a buscarlos para deportarlos ya”, indicó Sándigo al considerar que Trump “va a cambiar”.

“!Estoy triste!” dijo Andrea Cristina Mercado, del Movimiento de las Trabajadoras del Hogar, quien afirmó que con Trump ganó “una política de odio y machismo”.

“Nosotros vamos a van seguir luchando por los derechos humanos y la dignidad humana. Perdimos una batalla, pero no la guerra”, afirmó Mercado, de origen colombiano.

“Sabemos que Trump va a seguir empujando una política de odio y política antiinmigrante con deportaciones y separando familias, pero nosotros vamos a seguir luchando para proteger a la comunidad inmigrante latina de esos ataques”, agregó.

Araceli Herrera, mexicana indocumentada de 56 años, del grupo Domésticas Unidas de San Antonio, Texas, expresó la preocupación que hay en su grupo ante la política antiinmigrante de Trump.

Advirtió que si el presidente estadunidense Barack Obama “deportó a dos millones de indocumentados, ahora ¿qué nos espera con éste hombre (Trump) que no nos quiere, que nos odia?”, cuestionó.

Mientras, María Lora, dominicana de 45 años, del Fondo de Trabajadoras Domésticas, manifestó su temor al señalar que “habemos cientos de madres con hijos en este país que si nos deportan ¿qué va a pasar con nuestros hijos con nuestra familia?”

Marcia Olivo, directora del Centro de Trabajadores de Miami, narró que su hijo de 11 años se levantó este miércoles preguntando si los iban a deportar por el triunfo de Trump.

“El panorama no luce claro y la gente tiene miedo”, expresó la activista durante un acto en la Antorcha de la Libertad en el Centro de Miami.

Líderes del Centro de Trabajadores de Miami, Haitian Women of Miami, New Florida Majority, the National Domestic Workers Alliance, Grassroots Global Justice, the Women's Fund, y otros grupos se reunieron este miércoles para enviarle un mensaje a Trump de que no permitirán un liderazgo basado en el seximo y el racismo.

Datos extraoficiales estimaron que en Estados Unidos hay unos 55 millones de latinos, de los cuales 11 millones permanecen indocumentados.

Se preveía que el voto latino diera el triunfo a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero no fue así.

Unos 27.3 millones de latinos estaban en condiciones de votar, pero la organización de funcionarios latinos electos NALEO estimó que solo unos 13.1 millones votaron, un aumento del 17 por ciento comparado con los 11.2 millones que votaron en 2012.

Pese a que los latinos han visto a Trump como la mayor amenaza para su comunidad, debido a su retórica antiinmigrante, durante el gobierno de Obama se impuso un récord de deportaciones con 409 mil inmigrantes en 2012, aunque en los últimos años se redujo, aún así en 2015 fueron repatriados unas 235 mil personas.

Aunque Clinton tuvo un apoyo mayoritario, algunos latinos también votaron por Trump y festejaban su triunfo.

Madeline Munilla, una cubana, consideró que Trump “es una buena persona, un poco bocón, pero se va a calmar. No es político y por eso dice barbaridades, pero tiene a gente como Rodulph Guliani que lo van a guiar y se va a rodear de las mejores mentes”, confió.

“Lo bueno es que es un empresario y siempre está pensando en el trabajo y no en la política”, opinó la mujer, de 56 años.