4°C / 40°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Edificios Históricos en El Paso, Texas

Por: Joaquín García | 08 de noviembre, 2016 - 06:00 | De Interés |
Archivo | Edificio Cortez

Continuamos recorriendo la parte central del El Paso, donde están los principales edificios que les seguiré mostrando en estos días. Edificios que en esos tiempos se consideraban los rascacielos de la región queriendo semejarse a los de las grandes ciudades que empezaron a sobresalir internacionalmente sobre todo en New York, como ejemplo el Empire Satate que por algunos años fue lo más representativo de la ingeniería.

Llegamos a la Plaza San Jacinto o Plaza de los Lagartos y en la esquina de la calle Mesa y Mills donde se encuentra el Edificio de Cortez que durante  más de noventa  años ha servido a la ciudad como hotel, edificio de oficinas y hogar de agencias gubernamentales.

Fue construido originalmente como un hotel en la plaza.  En 1899, la Sra. Alzina DeGroff, pionera en el negocio de hotelería en El Paso, adquirió el Hotel Vendome y lo rebautizó como el Hotel Orndorff. El cual lo operó durante más de veinticinco años hasta 1924, cuando pidió prestados 825.000 dólares y contrató a la reconocida firma constructora Trost y Trost para diseñar un nuevo hotel. El Hotel Orndorff fue demolido y un nuevo Hotel fue construido en el mismo sitio con un costo de más de 1,4 millones de dólares. Henry C. Trost, quien durante varias décadas dominó el ramo de la construcción de este tipo en varios estados de sur de los EUA fue quien diseño y planeo el edifico de Cortez junto con otros que ya vimos ayer.

Desafortunadamente, la señora DeGroff no vivió para ver la terminación del edificio y en 1927 fue vendida a la Hussman Hotel Company y se convirtió en el Hotel Hussman. La empresa gastó casi 700.000 dólares en la ampliación del hotel. Se agregaron trescientas habitaciones, una sala de convenciones y un gran comedor. Cuando se completó, este fue el hotel más grande entre Dallas y Los Ángeles. En 1935 se celebró un concurso para volver a nombrar el edificio. Entre los participantes en dicho certamen  sugirieron  que se dedicara al  conquistador español Hernán Cortés, por lo que el nombre fue cambiado al Hotel Cortez. El edificio de once plantas, cuenta con doce balcones  en su fachada por la calle Mesa y diez por la Mills.                                                                   

La entrada de la calle Mesa tiene un portal de relieve de cinco pisos y ventanas ornamentadas en los niveles sexto y séptimo. Es como una tradición del renacimiento colonial español que era popular en los años 20’s, una mezcla de estilos del renacimiento, del moro, y del barroco que ofrece muchas reminiscencias del pasado español y español-americano. El interior cuenta con hierro forjado, azulejos y vigas de madera, muchos con diseños pintados a mano. Es como un castillo antiguo de España en la Plaza de El Paso, lo comparaban con una "mansión del noble español.” El exterior del edificio cuenta con cabezas similares a unos retratos de conquistadores.

Durante los siguientes treinta y cinco años el Hotel Cortez fue un ícono de gran presencia arquitectónica, atrayendo a visitantes y celebridades de todo el mundo. En 1963, el presidente John F. Kennedy permaneció en el Cortez durante su visita a El Paso. El Hotel Cortez finalmente cerró sus puertas en febrero de 1970 después de cuarenta y cuatro años de funcionamiento.                    

El empresario mexicano Jorge Murra de Torreón compró el edificio y arrendó el espacio a varias agencias gubernamentales. En el proceso, él remodeló gran parte del interior. Un gran incendio dañó la estructura aún más en 1972. En la década de 1980 el edificio fue vendido una vez más y se sometió a reformas importantes. El primer y el décimo piso fueron restaurados a su esplendor original. Las otras plantas fueron remodeladas como oficinas para despachos de profesionales.             

La Fundación de la Comunidad de El Paso, ubicada en el décimo piso de la estructura, ha restaurado el edificio. Hoy en día, el edificio sigue siendo un “espléndido castillo" con vista a la Plaza San Jacinto.

John F. Kennedy pernoctó en su breve gira por El Paso del 5 al 6 de junio de 1963. Kennedy hizo el viaje a El Paso en parte para cumplir una importante promesa sobre la Guerra Fría que había hecho un año antes. Durante su visita al Hotel Cortez también trabajó en un discurso que ayudó a sacar al mundo de vuelta del borde de la guerra nuclear. Después de recorrer la Base Aérea Holloman y White Sands Missile Range en Nuevo México, la caravana de Kennedy condujo a través de El Paso al el presidente en la misma limusina Lincoln en la que iba cuando  le dispararon en Dallas medio año después el 22 de noviembre.

Actualmente siguen algunos despachos y pequeñas empresas laborando en esta edición con gran tradición.

JoaquiNet

joaquin_garcia@radionet1490.com

FACEBOOK: “Top Net lo mejor de Ciudad Juárez y El Paso, Texas”.