2.1°C / 35.8°F
Dólar: $19.64 - $20.62

Senadores también solicitan adelanto de su salario

Por: Redacción | 07 de noviembre, 2016 - 10:15 | Nacional |
Archivo

Ciudad de México.- Los senadores de la república también pueden solicitar el adelanto o préstamo de su dieta mensual y lo cubren con su pago siguiente, aunque en el caso de un senador del PRD, Adolfo Romero Lainas, el préstamo fue cubierto cuatro meses después.

De acuerdo con información de la Unidad de Pagos del Senado, cuatro senadores han utilizado ese derecho como servidores públicos, sin que exista adeudo alguno a las arcas del Senado.

Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI, solicitó el 19 de septiembre de 2013 un anticipo de su dieta por 121 mil 625 pesos para donarlo a la Cruz Roja, con motivo de los desastres naturales ocurridos en ese año en Guerrero; el dinero íntegro le fue descontado al legislador el 1 de octubre siguiente. Asimismo, el perredista Adolfo Romero Lainas solicitó un préstamo de 280 mil pesos en agosto del 2014, que pagó totalmente el 1 de diciembre, cuatro meses después, pues le fueron descontados de su aguinaldo y pagos de fin de año.

Gerardo Flores es el senador que más ha utilizado el derecho a solicitar un anticipo de su dieta, pues lo ha hecho en cinco ocasiones, para sumar un total de 483 mil pesos, que ya pagó. El primero fue en agosto del 2015, cuando solicitó 83 mil pesos, que cubrió en octubre; el segundo fue por 100 mil pesos, que pidió en diciembre de ese año y cubrió en enero pasado. El tercero fue también por 100 mil pesos, en febrero, y se lo descontaron en marzo; el cuarto fue por 100 mil pesos, en marzo, y los cubrió en abril, y el quinto fue también por 100 mil pesos, solicitados en abril y los repuso en mayo de este año.

Anabel Acosta Islas solicitó este año un anticipo de su dieta por 95 mil pesos en marzo y los cubrió en abril.

Los registros de la Unidad de Pagos no incluyen los préstamos que los grupos parlamentarios pueden hacer a sus integrantes, pues ese dinero es administrado por las propias bancadas, las cuales siempre contestan a una solicitud de información que no existe documentación que lo compruebe.

Con información de Excélsior