3.5°C / 38.3°F
Dólar: $19.54 - $20.52

Alfileres

Por: Alejandro Velasco | 19 de octubre, 2016 - 01:00 | Opinión |

Resulta increíble cómo es que la ciudad de Chihuahua que cuenta con un presupuesto grande, al tratarse de la capital de la entidad, este padeciendo problemas de transporte, y me refiero específicamente al ViveBus –que seguramente le cambiarán de nombre-, pues el mismo se realizó con toda la mano, basta ver los paraderos que están bien construidos y con materiales de calidad como cristal y aluminio y colores muy bien combinados, tienen una terminal donde pueden resguardar los autobuses y darles el mantenimiento requerido, incluso el sistema cuenta con sus rutas alimentadoras, que aunque no utiliza el mismo tipo de vehículo, si están por lo menos pintados del mismo color para que los usuarios los reconozcan, y pese a todo ello siguen las suspensiones del servicio por falta de pago a los choferes, cosa que no se explica al tener bastantes ingresos, pues cada pasajero debe pagar para subirse y quienes  hemos visto el transporte en operación, sabemos que siempre van llenos, incluso por encima de su cupo.

Mientras, en Juárez, el sistema se demoró mucho tiempo para ponerlo a funcionar, con paraderos que se hicieron una y otra vez porque les encontraban fallas en su construcción o ubicación, para finalmente quedar con materiales baratos y colores folclóricos, aunado a la utilización de camiones ya usados. Recordemos que para arrancar el servicio en Chihuahua se llevaron los 50 camiones comprados para dar servicio en Juárez y nos los regresaron ya todos correteados y pese a todo eso, en esta fronteriza ciudad no hemos padecido de los paros de labores. El sistema de transporte ha dado un muy buen servicio según los propios usuarios y la única queja que se tenía de ellos era la forma de pago, porque se limitaba a tarjetas prepagadas para poder abordarlos. Es justo reconocer que los que mas se quejaban de este sistema de pago, eran los que operan el servicio, pues al no recibir dinero en efectivo no podían meter la mano al cajón y reportar una cantidad menor de ingreso, situación difícil de comprobar cuando se trata de dinero en efectivo, además que para todo se dan sus mañas, pero solucionado eso y eliminando el pago con tarjeta, ya todos contentos y felices, tanto los operadores como los usuarios, estos últimos que se negaban a adoptar esta forma de prepago.

El problema del ViveBus viene de la pasada administración y toca a la actual darle solución, cosa que, por lo visto, no es sencillo, ya que de nuevo tienen el problema, pero insisto esto seguramente se trata de una mala administración, pues el cobro se está realizando, nada mas que no les pagan a los choferes, y la verdad quien va a trabajar sin recibir su sueldo correspondiente.

Ahora veremos de qué forma lo resuelven y seguramente en poco tiempo nos enteraremos de que fue lo que ocurrió con un sistema de transporte que parecía un modelo a seguir, al menos durante los primeros meses de su operación, pero ahora esta convertido en todo lo contrario, de plano no solo la seguridad estaba detenida con alfileres, todo indica que muchas otras áreas estaban igual, y según parece lo único que de verdad tenía  calidad en la pasada administración estatal, eran estos alfileres que resistieron, pero el final cedieron ante lo pesado de la carga.

LO MÁS LEÍDO