-0.6°C / 30.9°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Espectacular invasión de murciélagos en Santa Eulalia

Por: Juan Gómez Franco | 19 de octubre, 2016 - 09:33 | Estatal |
Redes

Chihuahua, Chih.-El sol empieza a descender y es señal de que el espectáculo natural está por empezar. En el noroccidente los últimos rayos blanquecidos del sol de otoño en el atardecer, se adhieren a las montañas y lanzan su luz para seguir iluminando la cúpula del cielo que en minutos se oscurecerá.

En el lado contrario ya se observa la luna blanca de octubre que empieza a elevarse al cénit para alumbrar las tinieblas de la noche que apenas inicia.

Al llegar a la parte alta del que fuera un cerro que fue cincelado por años y años hasta extraerle de sus entrañas los minerales preciosos, se logra observar cuatro cavernas, unas más grandes que otras sin simetría.

Un camino sinuoso y pedregoso lleva hasta la parte baja de las cuevas y la entrada en la que viven los cuatro millones de mamíferos, que tardan en salir todos hasta cuatro horas.

De la vieja mina empiezan a salir los primeros murciélagos que de poco a poco se alejan como corriente de agua de un río negro que pincelea el todavía el cielo azul.

Al estar cerca de la cueva, se escucha el aleteo de los miles de murciélagos que van saliendo en microsegundos de lo que es su hogar, la vieja mina de Bustillos en el municipio de Santa Eulalia.

A unos metros se huele a humedad y el guano, que es un fertilizante altamente efectivo por su excepcional contenido alto para el crecimiento de las plantas: nitrógeno, fósforo y potasio.

El espectáculo es impresionante: la nube negra de murciélagos se observa en el firmamento como una locomotora que avanza y trae consigo un innumerable convoy que tal parece nunca termina.

Viéndolo desde la parte baja de la serie de cuevas formadas por el hombre en un cerro que le fue extraída por decenas de años oro plata y bronce, la nube negra busca al fondo la luz de la luna que ya brilla con gran entusiasmo en el cielo.

Tal cual, como si abrieran una llave y dejaran que la fuga siguiera inmensamente hasta buscar donde estacionarse en una corriente que viaja cientos de kilómetros hasta encontrar su destino.

Visitan todas las comunidades cercanas y la ciudad de Chihuahua para alimentarse y regresar antes de que aparezca el primer rayo de luz de la mañana.

Hay algunas especies que ya se encuentran en riesgo en el país, debido al desconocimiento de las personas que los consideran un peligro y los eliminan.

Son muy útiles para la agricultura del estado porque polinizan las cosechas de la región, y forman parte de la cadena alimenticia de muchas aves rapaces. Su estancia es temporal, son una especie migratoria.

Precisamente hablando de cadena alimenticia, dos halcones estuvieron muy pendientes para atrapar su cena de un bufet de cuatro millones de murciélagos magueyero.

El murciélago magueyero, se alimenta de polen y néctar. Es una de las 144 especies de murciélagos que se encuentran en México. Viven en una amplia zona que abarca el suroeste de Arizona y Nuevo México, Estados Unidos, el centro y oeste de México, así como Guatemala y El Salvador.

En México hay murciélagos insectívoros en el desierto y en la Sierra Madre Occidental. Durante la primavera y el verano, las hembras permanecen en el norte de México y el sur de Estados Unidos, donde nacen sus crías. En otoño e invierno viajan al centro de México, donde se aparean.

La principal amenaza que enfrentan estas especies es el hombre por la falta de información sobre los murciélagos y la mala reputación que los persigue. El vandalismo y la destrucción de sus refugios son las principales causas del daño.

Si los quiere ver de cerca, hay que ir a Santa Eulalia, y a solo cuatro kilómetros de la cabecera principal, se encuentra la mina de Bustillos, donde es su hogar.