0.1°C / 32.2°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Cerro o Monte del Cristo Rey

Por: Joaquín García | 17 de octubre, 2016 - 06:00 | De Interés |

Ciudad Juárez.- Después de un agradable fin de semana y con la esperanza de que la temperatura continúe “sabrosa”  me permito desearles una semana llena de éxitos y sobre todo  mucha  tranquilidad.

Hoy les quiero recomendar para ir a conocer en un fin de semana, un sitio diferente, un paseo para todo cristiano, y aunque no lo sea también, un lugar muy especial ya que al igual que los miradores que le recomendé el sábado el Cerro o Monte del Cristo Rey ubicado en el estado de Nuevo México, vecino de nuestra ciudad  por el lado nor-poniente, nos brinda esa sensación de paz y y magnitud de nuestra tierra fronteriza.

Es un lugar agradable para admirar desde ahí  como dicen: tres estados (Nuevo México, Texas y Chihuahua) y dos naciones (EUA y México)

Es un monumento dedicado a Cristo Rey, como ustedes saben en nuestro país existen varios de los cuales destaca el cerro del cubilete en Guanajuato y no se diga en sud- américa donde se admira el Pan de Azúcar en Brasil donde se eleva la mayor escultura de Cristo Rey en el mundo.

Como les decía no se necesita ser creyente para admirar estas esculturas de gran altura.

Lo que pudimos investigar sobre el origen de la construida en Nuevo México es interesante y se los transmito 

La  tradición de Viernes Santo continúa año con año, cuando miles de devotos de El Paso, Nuevo México y Ciudad Juárez se congregan en el  Monte  de Cristo Rey para subir por un camino no muy fácil por su áspero piso de piedras y tierra, son casi tres kilómetros de distancia hasta la cúspide y aproximadamente unos 1,500 metros sobre el nivel del mar. En la parte más alta de la montaña a los excursionistas se les ofrece una vista desde la base del que se considera el monumento más grande  dedicado a Cristo en América del Norte. Tiene 15 metros de altura, esculpido con delicadeza en piedra caliza marfil. El  monumento del "Cristo Rey" contrasta fuertemente con el terreno accidentado de la montaña. Es el trabajo de Urbici Soler, un ex miembro de la facultad en la Escuela de Minas de Texas (ahora la Universidad de Texas en El Paso) que se especializó en el arte de la escultura.

Originario de España, Soler llegó a El Paso en 1937 después de haber sido invitado a crear otras esculturas. Durante los siguientes tres años, Soler dedicó todo su tiempo a desarrollar lo que llamaría  un proyecto masivo para toda la comunidad fronteriza, obra que se estima en un costo  $24.000 dólares y un viaje a canteras de piedra caliza de Austin para escoger y elegir la piedra para la obra escultórica. Aunque a Soler se le atribuye el diseño y concepto de la cruz, más de un centenar de vecinos de Smeltertown hicieron gran parte del trabajo físico. Estos trabajadores, o "Esmeltianos," nivelaron el pico de la montaña y bombardearon carreteras para  que la piedra caliza fuese  transportada a su destino final en 1938.

"Ese monumento fue construido por la gente de El Paso - con de nuestro propio pueblo, sangre, sudor y lágrimas", dijo Rubén Escandón, portavoz del Comité Rey Monte Cristo, cuyos propios padres y abuelos "trabajaron mucho y duro" en la montaña, dijo.

Después de que los Esmeltianos construyeron una cavidad de 8 metros para construir la base, Soler procedió durante varios meses, todos los días  desde la salida hasta la puesta del sol para los próximos meses con una variedad  de 50 cinceles para tallar minuciosamente cada piedra.  Soler avanzó más en su trabajo por el uso de un martillo de aire, o un cincel neumático, que utiliza presión de aire para martillar de distancia alrededor de 200 veces por minuto, en lugar de 15 o 20 veces a mano.. Sin embargo, para el rostro de Cristo, Soler aplicó la perfección absoluta y se sabe que comentó, "Yo trabajo solamente en la cara al final de la tarde o temprano en la mañana, cuando el sol está bajo, cuando, la iluminación es más bella. El rostro debe mostrar Paz.  Debe mirar hacia abajo, al  El Paso. Se debe irradiar la paz en un mundo de guerra y odio”.

Aunque dedicado a esta obra  desde los inicios del año  1939, el escultor completó oficialmente la estatua a fines de 1940 y decidió quedarse en El Paso de forma permanente.

Posteriormente, Soler se dedica a impartir clases en el Colegio de Minas, donde fue recibido con cierta resistencia debido a su falta de un título de maestría. De acuerdo con el libro de itinerancia en todo el mundo con Urbici Soler por UTEP alumno de Paul Daniggelis, el escultor respondió en forma sencilla girando y apuntando a Monte Cristo Rey y preguntando "qué graduado de cualquier maestría en los EE.UU. fue capaz construir algo equivalente en su tesis." con estas observaciones, Soler fue contratado como instructor de arte. Se ofreció un primer curso de escultura de la Universidad, y logró en una estrecha amistad y equipo con distinguidos instructores como  Carl Hertzog y Tom Lea. Con el tiempo, se convirtió en profesor asistente.

El famoso escultor murió en 1953 a la edad de 62. Aunque se le recuerda más como el constructor  de  "Cristo Rey", muchas de sus piezas permanecen en el campus, en el departamento de Colecciones Especiales de UTEP.

En la Ciudad de El Paso se le rindió un homenaje poniendo su nombre en la nomenclatura.

 

JoaquiNet

joaquin_garcia@radionet1490.com

FACEBOOK: “Top Net lo mejor de Ciudad Juárez y El Paso, Texas”.