7.3°C / 45.1°F
Dólar: $19.64 - $20.63

Aliados de Trump buscan remarcar las fechorías de Bill Clinton

Por: Agencia AP | 13 de octubre, 2016 - 16:53 | Internacional |
Associated Press

WASHINGTON.- Los esfuerzos de Donald Trump para atacar a Hillary Clinton enfocándose en la mala conducta de su esposo podría ser una estrategia relativamente nueva para él, pero no para los asesores que le susurran al oído.

Si parece extraño que un candidato republicano a la presidencia que enfrenta una oleada de acusaciones sobre fechorías de índole sexual quiera sostener una disputa sobre fechorías sexuales, la fijación que tienen cuatro de sus principales asesores con Clinton ofrece una posible explicación.

Algunos de ellos han esperado 25 años para explorar más profundamente las acusaciones de que el ex presidente Clinton ha agredido sexualmente a mujeres.

Trump está "rodeado de gente que por años ha estado obsesionada con derribar a los Clinton con base en pseudoescándalos", afirmó David Brock, aliado de Hillary Clinton y un ex asesor republicano que pasó gran parte de la década de 1990 recopilando información negativa sobre los Clinton. "Las personas con una añeja animosidad hacia los Clinton probablemente se estén regocijando de que pese a que es una estrategia perdida, esto es lo que él se decidió a hacer como cierre de su campaña".

Fue la propia campaña de Clinton en la contienda por la presidencia en 1992 la que acuño la frase "erupciones de muñeca" para lidiar con varias acusaciones de relaciones extramaritales de Bill Clinton. Hillary Clinton ayudó a que la campaña contuviera la polémica, presentándose en televisión al lado de su esposo y trabajando tras bambalinas para desacreditar a sus acusadores.

Respecto a Monica Lewinsky. Clinton fue sometido a un proceso de destitución por la Cámara de Representantes en 1998 por mentir sobre su relación con la becaria de la Casa Blanca, pero el Senado votó en contra de condenarlo y el mandatario logró limpiar su imagen con su labor filantrópica postpresidencial.

La derecha ha guardado rencor porque los Clinton han logrado construir una dinastía política pese a las acusaciones.

Keith Appell, quien desde hace tiempo ha sido un asesor conservador, dijo que mucha gente siente que la mala conducta de Bill Clinton nunca ha sido ventilada completamente. Añadió que la discusión actual es justa dado que existe "prueba muy válida de que Hillary facilita las cosas a su esposo por ambición política".

Ahora, los asesores republicanos están aprovechando la situación, usando a Trump como su altavoz.