11.9°C / 53.4°F
Dólar: $19.64 - $20.63

'Preocupante situación en Venezuela' advierte cardenal del Vaticano

Por: Agencia Notimex | 13 de octubre, 2016 - 14:46 | Internacional |
Agencia Notimex

Ciudad del Vaticano.- Un alto funcionario del Vaticano, el cardenal Antonio María Veglió, calificó hoy como “preocupante” la situación política en Venezuela y mandó un mensaje a los políticos del país: “sean más honestos”.

En un encuentro con periodistas para comentar el mensaje del Papa Francisco para la próxima Jornada Mundial de las Migraciones, el presidente del Pontificio Consejo para los Migrantes de la Santa Sede se refirió a la crisis en el país sudamericano.

“Es un país rico pero la gente vive mal, ¿habrá alguna causa no? No quiero entrar en detalles sobre la política venezolana pero el mensaje es que si cada uno fuese más honesto también Venezuela podría continuar dando trabajo, dando de comer a sus ciudadanos sin obligarlos a huir al exterior”, indicó.

“Más que al pueblo a los políticos venezolanos les diría que sean más honestos, el pueblo es siempre bueno, puede hacer algunas marchas pero la gente es buena”, refirió.

El texto del pontífice, presentado este día por el Vaticano, se dedicó al tema de los menores migrantes y urgió a la comunidad internacional a afrontar de raíz ese problema.

El purpurado reconoció que el fenómeno de los niños migrantes no acompañados se encuentra en crecimiento en todo el mundo y uno de los focos de este flagelo se encuentra en la frontera entre México y Estados Unidos.

Reveló que la Conferencia del Episcopado Mexicano informa constantemente a Roma sobre este asunto, aunque advirtió que el problema se encuentra en las dos fronteras del país, la norte y la sur.

“Ellos justamente protestan por el muro que los separa de Estados Unidos pero después quienes pasan a través de México desde América Central, no es que estos pobres se encuentren en condiciones mejores. Sólo el nombre del famoso tren ‘la bestia' se advierte que no es bella la situación”, precisó.

Denunció que los niños en esas condiciones son “tres veces indefensos” porque son menores, porque son extranjeros y porque son inermes.

Apuntó que muchos de estos pequeños al llegar al país de destino desaparecen porque quedan en manos de la criminalidad organizada, algo que calificó de “tremendo”. “Un grande se puede defender, denunciar, puede hacer ruido y decir: estoy aquí, un niño ¿qué puede hacer?”, ponderó.

Estableció que “no es cristiano ser xenófobo” y tampoco rechazar al migrante que tiene derechos y deberes como cualquiera, aunque aclaró que el extranjero no puede llegar y hacer lo que quiera, debe –más bien- respetar la identidad y las tradiciones del país que lo recibe.

“Por desgracia es un fenómeno que se refleja también en la política, vemos en Europa, en Estados Unidos. ¿Por qué? Según yo cada quien quiere su propio espacio, vive en una torre de marfil, en su jaula dorada y no quiere ser molestado. Es el egoísmo humano, que no es cristiano”, refirió.

“Europa no puede recibir a todos, son millones, pero esto no quiere decir estar cerrados y la migración no se resuelve ni acogiendo a todos, ni tampoco diciendo que se vayan todos. Es un problema que se debe resolver, buscar una solución”, consideró.