33.9°C / 93°F
C: 18.70 | V: 19.40

Colombia es una alternativa ante crisis de Venezuela

Por: Agencia Notimex | 30 de mayo, 2015 - 16:57 | Economía |

Bogotá. La crisis que vive Venezuela, como uno de los grandes productores de petróleo, hace que los inversionistas miren a Colombia como una importante alternativa de negocios en el sector energético, aseguró el presidente del fondo de inversión asiático TEAK Capital Corporatión, Lampros Vassiliou.

El experto en reestructurar compañías de Gas & Oil, para que ganen productividad y competitividad en los mercados, sostuvo en entrevista con Notimex que Colombia tiene grandes oportunidades de negocios en sectores de crudo, gas y energía alternativa.

Para Vassiliou, ante la crisis que viven países vecinos como Venezuela, que es una de las potencias petroleras a nivel mundial y hoy con serios problemas en lo económico, político y en estabilidad jurídica, Colombia es un sitio alternativo para que los inversores le apuesten a negocios en la industria de los hidrocarburos.

“Colombia es una gran alternativa para exportar servicios, ya que hay países en la región que están muy complicados, como es el caso de Venezuela, Colombia tiene dos importantes puertos Cartagena y Barranquilla, para ofrecer servicios del sector petrolero a los otros países de la región.

Insistió que Venezuela a pesar de su gran potencial en crudo y gas, en la actualidad “no está pasando por un momento bueno, y es la oportunidad real para Colombia, en materia energética. Por esas dificultades, Colombia va atraer inversiones, que Venezuela no puede captar”.

El presidente de Teak Capital Corporation estuvo esta semana en Bogotá para firmar una alianza estratégica con Silk Banca de Inversiones, con el propósito de crear un fondo de inversiones para la industria de hidrocarburos, y otro para infraestructura.

“Decidimos venir porque estamos enamorados de Colombia. Vemos que es un país muy dinámico, y con mucha pasión de su gente y de sus líderes. Se ve que tienen un compromiso para sacar a Colombia hacia adelante”, afirmó e Vassiliou.

Para los inversionistas hoy Colombia representa “desarrollo y oportunidades. Es un país que está listo para avanzar en nuevas ofertas de negocios.

El fondo de inversiones asiático es consciente de los retos que significa apostar por negocios en la industria de hidrocarburos, con precios bajos del petróleo en el mercado internacional, pero es en épocas de dificultades y de crisis, cuando aparecen buenas oportunidades de largo plazo.

“Cuando la situación es muy buena, es bastante difícil conseguir oportunidades, pero cuando las empresas están pasando por dificultades, como es el caso de las compañías del sector petrolero, ahí es cuando los inversionistas con visión llegan a buscar oportunidades de negocio”, subrayó.

Es el momento -anotó- para crear fondos de inversión y buscar oportunidades de negocios en Colombia, y darle nuevos valores agregados a las compañías para que enfrenten la coyuntura y puedan salir adelante.

“Nosotros somos especializados en darle la vuelta a las empresas, en reestructurarlas en lo financiero, organizativo, operativas y proyectar sus negocios con una visión estratégica”, explicó.

En cuanto a la situación de las fluctuaciones en el tipo de cambio de las monedas nacionales frente al dólar, sostuvo que la devaluación del peso colombiano, por ejemplo, es una ventaja para los capitales extranjeros.

Según los análisis que tiene este fondo de inversión asiático, la fortaleza del dólar se va mantener en América Latina. Sin embargo Colombia “no va tener grandísimas fluctuaciones en su moneda en los próximos cinco y 10 años”.

Vassiliou sostuvo que los empresarios colombianos no pensaron que la devaluación del peso iba llegar “tan rápido y no definieron estrategias para cubrir sus deudas en dólares”.

En este campo -dijo- Teak Capital Corporatión ofrece asesoría para el manejo de la deuda en dólares de las compañías, que es un tema clave y estratégico.

El otro sector donde ellos creen que pueden estar muy interesados los inversionistas extranjeros es el sector de infraestructura, que es un eje vital para garantizar la competitividad de Colombia en el mercado internacional.

A Colombia le llegó la hora de mejorar toda su infraestructura vial, los puertos marítimos y los aeropuertos en favor de las exportaciones y exportaciones, renglones claves de la economía nacional.

El fondo asiático considera que en asuntos de infraestructura si bien Colombia tiene un importante rezago, en la actualidad hay un liderazgo a nivel gubernamental como del sector privado para impulsar grandes proyectos en este sector.

De hecho el gobierno del presidente Juan Manuel Santos tiene contemplado en su plan de gobierno ejecutar grandes obras de infraestructura de cuarta generación.

El índice de desarrollo logístico del Banco Mundial ubica a Colombia en el puesto 18 en América Latina y solo está por encima de Honduras, Bolivia, Guayana, Haití y Cuba.

El gobierno Santos lanzó en 2011 un ambicioso programa de modernización de infraestructura que denominó: La Cuarta Generación de Nuevas Autopistas, y sacar a Colombia de su atraso en materia de conectividad entre el centro del país y los principales puertos sobre al atlántico y pacífico.

Este programa busca intervenir más de siete mil kilómetros de vías, con inversiones por unos 50 billones de pesos (25 mil millones de dólares), en más de 40 proyectos.

Pero además el gobierno en proyectos público-privado está recuperando los principales corredores férreos y el río Magdalena para crear un eficiente sistema multi-modal y ganar en conectividad a nivel interno como externo.